7.06.2009

EL 550




Israel Laura es un buen cocinero y un hombre de agallas. Trabajando contra la corriente acaba de dar un giro audaz e inesperado al abrir un local fuera del, digamos, circuito turístico de la capital. Su última aventura es un homenaje a la cocina popular, pero también es un regreso a su infancia y a las calles por donde correteó siendo niño.
Este chico ancashino que emigró a España a los 14 años y devino en cocinero del staff de Ferrán Adriá, es capaz de preparar platos vanguardistas en la cocina de Chala donde es chef principal, y con la misma maestría sazonar un tradicional estofado de lengua en la cocina del jirón Cañete. En la quinta cuadra de una antigua calle que conoció mejores años, se ubica este renovado local, a unos pasos de la Iglesia de las Nazarenas y a otros tantos del mercado La Aurora, donde la madre de Israel tuvo un puesto de abarrotes.
En esa línea de homenajes y recuerdos se ubica la cocina del chef. Una propuesta honesta y generosa, que pone en valor lo que el mercado ofrece día a día, rescatando platos e insumos tradicionales trabajados con la impecable técnica que ya conocemos. Merecen probarse los “entradones”, es decir, entradas servidas bien taypá, que no dejan espacio para más. Muy recomendable es el pulpito con salsa pachamanquera acompañado de causa de yuca con trocitos de queso fresco; y el pejerrey en dos texturas: la base en aromas de tiradito y la de encima en delicada tempura. En fondos la estrella es una cabrilla entera muy crocante y sabrosa servida con verduras. Se encuentra además, lomo saltado, cuy en chicharrón, chanfainita, seco, tallarín saltado y lo que el mercado ofrezca. Los postres no son variados pero cumplen. El 550 atiende desde la hora del desayuno. Los sánguches contundentes, los jugos de frutas frescas y un buen café en taza grande recuerdan los sabores de la Lima que se fue con los Carbone y los Queirolo. Los fines de semana hay jarana con guitarra y cajón. Valiente apuesta de Israel Laura que retorna a sus orígenes.

Ficha técnica:
Jirón Cañete 550, Lima. Teléfono: 4250706. Horario de atención: lunes a domingo de 9 am a 6 pm. Capacidad: 100 personas. Estacionamiento: playa cerrada al costado. Carta de vinos: modesta a precios de supermercado. Precio promedio por plato: S/. 15 soles.

19 comentarios:

Anónimo dijo...

el carbone con sus sanguches y ensaladas de pallares y garbanzos ¿ya no esta?, el famoso queirolo de camana ¿tampoco? por favor confirmar¡¡¡¡

MEC dijo...

Que no panda el cunico, ambos sobreviven.

Ignacio Medina dijo...

Que buena noticia, María Elena. Israel es un buen cocinero que se crece cuando trabaja en torno a la cocina tradicional. En ocasiones transformando las recetas y en otras interpretándolas desde la ortodoxia. Espero visitarlo muy pronto, pero esperaba que antes de la inauguración del 550 abriera un local de tapas montado por Carlos Bruce e Israel al final de la calle donde está Chala. ¿Sabes algo de eso?

Rodrigo dijo...

Esta muy bueno tu blog, justo estaba leyendo lso artículos y vi el de gastón y su reconocimiento itnernacional y me acordé que ahora va a ser la II feria gastronómica, Misturas, seguro va a estar muy buena,

saludos,

MEC dijo...

En efecto, estimado Ignacio, hace varios meses abrio "Picas", a solo unos pasos de Chala. En ambas cocinas Israel es el chef principal. Es un sitio muy bonito, con buen diseño, pero es tan concurrido y ruidoso que a mi me ha espantado. En locales asi puedes disfrutar una copa pero es impensable saborear la comida.
un abrazo

MEC dijo...

Gracias por la visita, Rodrigo. Estoy segura que la feria gastronomica de setiembre sera un exito, pero el nombre no me convence. Misturas no me dice nada, o mejor dicho, me dice poco. En fin, será cuestión de acostumbrarse.
saludos

Ignacio Medina dijo...

Tengo ganas de ver cual es el concepto de tapas que han lanzado en "Picas". Israel pasó muchos años en España y supongo que habrá trasladado algunos conceptos, pero tengo interés por ver si ha experimentado con caminos nuevos, combinando el concepto español con otras alternativas, como el piqueo peruano, el sushi japonés, los antipasti italianos, los dim sum de los chifas o los mezze árabes. Son buenas referencias para un local de tapas que quiera destacar por su cocina (por desgracia los promotores se preocupan más de la decoración y la imagen que de lo otro...).
Yo también estoy impaciente por encontrarme en este nuevo encuentro de la cocina peruana. El éxito de Perú Mucho Gusto hace un año plantea un reto más que considerable. Conozco los nombres de algunos cocineros europeos que participarán en el evento y puedo decir que están al máximo nivel. Acontecimientos como este son importantísimos para impulsar y desarrollar la cocina peruana.

Anónimo dijo...

feria gastronomica de lima
peru mucho gusto, es un nombre perfecto, por que se cambio a misturas??

Ch dijo...

Ya me habia acostumbrado al Peru Mucho Gusto, creo que es el nombre de los eventos de Promperu en el extranjero, no? No sera que en esta nueva feria ya no participa Promperu y nuestra activa missnistra?
saludos
Ch

Don Lucho dijo...

Buena noticia. Una de las cosas que me hacen eludir el centro, aparte de los estropicios ediles, es la falta de un lugar donde comer bueno, bonito y barato. En mis alucinaciones sueño que han vuelto a abrir el Raimondi, con su Enciclopedia Británica de platos.

Christopher dijo...

esta es la única forma de ganarle terreno a la decadencia de la ciudad. con apuestas tan valientes y honestas y por si fuera poco se come estupendo. recomiendo el seco y la cabrilla rellena de salchicha huachana.

Anónimo dijo...

Hace poco he ido a comer ahi, mas que todo porlo que lei en este blog. El gran problema es llegar ya que justo esa cuadra del restaurant esta en reparacion y muchas veces cierran la calle y no hay como pasar (si vas con carro). La comida no es mala. me comi un lomo saltado y una papa rellena, la presentacion de esta ultima me parecio muy curiosa porque un tanto que dista de la tradicional, ya que tenia de relleno como un aji de gallina, el unico detalle que la senti un poco insipida.
Por otro lado, pense que los platos podrian estar como dice gaston: "generosamente" servidos jajaj pero no fue asi, asi que normal.
Un pùnto que no me gusto mucho fue que los vasos que me dieron para servirme la chicha, estaban con manchas del agua que se habia secado despues de lavarlos, la verdad no me cuadro ese detalle, ah y la chicha estaba media aguada, para mi no justifica los 10 soles de jarra que cobran por ella.
---
Daniel F,.

JPS dijo...

Hola Maria Elena, totalmente de acuerdo en que esa cabrilla con la salsa oriental es uno de los platos estrella. El frejolito chino que le ponen a ese saltado de verduras es toda una genialidad. Muy contento.
un abrazo,
Juan Pablo

Don Lucho dijo...

Gracias, María Elena por la recomendación de este restaurant. Nueve de cada diez veces, cuando voy a un restaurant salgo frustrado, frio o furioso. El 550 es el décimo, la excepción que devuelve la fe.. Comimos cuatro cosas. Una lengua que estaba mejor que la que hacía la mamá de Alicia, un pulpo con el grado perfecto de cocción que hasta hoy se me escapa, unas patitas que eran un poema y un postre de trigo en chocolate que procederé inmediatamente a reproducir. Buena comida, noble. De paso tuve el placer de conversar con Israel Lahura, a quien sólo conocía por fotos.

codha dijo...

mi próxima ida a lima, allí estaré.
José Luis Vargas G.

Susana dijo...

Necesito me corroboren una información, mis padres estan de visita en perú,por recomendacion de la revista Lima a la mano (tutistica) decidieron ir a el 550,despues de dar un paseo por el centro histórico, el problema es que al pedirle a un taxista que lo llevara a la direccición del restaurant les dijo que no era un barrio seguro, ellos insistieron y al llegar al lugar nisiquiera se quisieron bajar, el taxista tampoco se los recomendó, y no había ningun cartel con el nombre del restaurant, solo decía barra peruana.
La verdad no se si existen dos calles con el mismo nombre cerca de calle tacna???
Por favor alguna información.

Gracias

Maria Elena dijo...

Mi querido Don Lucho, tus visitas y comentarios siempre son bienvenidos.
Susana, en el barrio no asaltan a nadie, menos aun a la hora del almuerzo. Sí, hay letrero, dice 550grande y pegado en el frontis, es lugar seguro, incluso el local está protegido por rejas y al costado hay estacionamiento vigilado. El taxista asustó a tus padres por gusto. El jirón Cañete es el único por esa zona con ese nombre. Es cierto que la calle no es bonita, hay un mercadillo a unos pasos y la pista está llena de huecos, pero no es un sitio más peligroso que la Victoria (donde se comen unos ceviches maravillosos), que Chorrillos (super buenos sitios de conchas negras, por ejemplo)o el Callao (el reino de los pescados).
Un abrazo y ojalá que puedan disfrutar de la sazón de este chef.

Luis Torres dijo...

buen sitio, el lugar es seguro gracias a iniciativas como esta el centro de Lima comienza a resurgir, felicitaciones.

P.D Les recomiendo el pulpito pachamanquero

El chamán de amplitud modulada dijo...

Ya he ido a comer a este lugar antes y me parecio bueno bonito y barato. La zona no es la mas elegante pero no tengo problemas para llegar ahi, y sin carro uno llega en metropolitano al toque (tiene estaciones a dos cuadras). Lo malo es que no atiende domingos. Yo llegue ayer domingo y encontre todo cerrado y ni siquiera el cartel habia. Fui al local de miraflores donde la comida, si bien es muy buena, cuesta el doble y no alcanza el nivel del local del centro (a mi humilde parecer).