4.16.2016

OSAKA


El Osaka de inspiración japonesa, estrenó hace algunos meses un moderno local en un entorno arquitectónicamente concebido que le da calidez y elegancia. Debe ser uno de los restaurantes mejor puestos de Lima. El ticket es alto pero la zona empresarial tiene billetera abultada.

Luce una barra larga donde ocho itamaes (entre ellos dos mujeres) preparan velozmente makis, niguiris y sushis absolutamente estandarizados. 

Es hora punta y Ron Castillo lleva la comanda y el control de los platos fríos y calientes. Si está sentado en la barra el ruido es excesivo y molesta. 


No empecé con buen pie. Pedí una limonada thai y luego de reclamarla, quince minutos después, me dijeron que no tenían mango (en una época donde el mango abunda). Este detalle enturbió pero no arruinó la comida.

La gran mayoría de comensales opta por una convencional tabla de sushi o makis con diferentes salsas o rellenos. Yo también.



Después me animé por un correcto tiradito “sake lime” de salmón aromatizado con hilos de cáscara de lima y un prescindible aceite de trufas.



Luego probé un decepcionante nigiri de entraña flambeado dos veces pero con un toque dulzón que distorsiona el sabor de la carne. Inmediatamente después llegó agradable paiche misoyaki preparado con mantequilla de coco y miso y unos vegetales a la parrilla con ponzu muy sabrosos y a punto.



Su carta de postres (chirimoya con coco y kion; suspiro con chocolate amazónico y hierba luisa) y la de aperitivos bajo responsabilidad del barman Jean Carlos Cárdenas muestran más creatividad que la cocina. La carta de vinos incluye variedad de etiquetas, algunas de alta gama.


Osaka. Pardo y Aliaga 660, San Isidro. Tel: 2220405. Horario de atención: de lunes a sábado almuerzo y cena. Precio promedio S/. 90 soles. Playa Los Portales.

Publicar un comentario