6.07.2007

CENTOLLA DEL PERU


Muchos creíamos que la centolla era un decápodo marino que solo habitaba en los mares al sur del Continente. Pues no. Existe en nuestras costas y en abundancia. Las centollas viven por debajo de los mil metros de profundidad, son más grandes que las chilenas (entre uña y uña pueden medir alrededor de un metro) y más espinosas. Su carne es de textura firme, sabor delicado, rica en proteínas y baja en grasas. Hace dos años la empresa Lucidor se dedica a la pesca en línea capturándolas en jaulas especialmente diseñadas para levantar los cangrejos gigantes desde el fondo del mar sin dañarlos. Son conservados en cámaras refrigeradas hasta que llegan a tierra, se despulpan y se envasan al vacío sin preservantes ni aditivos. Si bien se destina casi en exclusiva a la exportación (cinco mil kilos al mes) la demanda en restaurantes está creciendo de manera importante. Con centolla se puede rellenar una causa, hacer un chupe o una salsa para bañar pastas. Más información en www.centollaperu.com
Publicar un comentario