6.13.2008

COSTANERA 700


Los Sato: tradición e innovación en creativo mano a mano

Humberto Sato es uno de los grandes representantes de la cocina nikkei, esa que ensambla sabores del Perú y del Japón en afortunado mestizaje que en manos de Sato suele llegar a la perfección. Su tiradito oriental (S/.44), bautizado como Costanera 700 es un ejemplo de delicadeza y maestría; la chita a la sal (S/.69) estandarte de refinamiento y simplicidad. El maestro Sato no solo inventa platos, también crea hornallas y artefactos para conservar productos. “Aplico la artesanía no la tecnología porque soy mecánico”, dice entre risitas entrecortadas, envuelto en una nube de humo del interminable cigarrillo que siempre lleva entre los dedos.
Costanera 700 es un restaurante caro, de servicio mediocre pese a contar con buen número de mozos; sin embargo, siempre está rebosante. La razón no es otra que la buena comida. A los platos tradicionales como el pejesapo (S/.39) en diferentes cocciones y los salteados (el lomo saltado merece una medalla de oro) se suman inspirados inventos de Yaquir, el menor de los Sato, en quien recae ahora la responsabilidad de la cocina. A él le corresponde el Machupichu (S/. 55) carnes y verduras salteadas al shoyu, así como platos agridulces que llevan frutas y crocantes.
Los postres (S/.18) son interesantes: tempura de helado, creme brulee de hierbaluisa o el delicioso fresamoya (mezcla de fresas con chirimoya). Si bien la carta de vinos se ha incrementado en número de etiquetas, el precio por copa me pareció excesivo (ejemplo: un gris de Cousiño Macul S/: 25).


Ficha técnica
Restaurante: Costanera 7000
Dirección: Av. del Ejército 421, Miraflores
Teléfono: 4217508
Horario de atención: lunes a sábado de 12 a 5 pm y de 7 a 9 pm.
Precio por plato: S/. 45 soles
Carta de vinos: sin sorpresas
Capacidad: 200 personas
Tarjetas: todas
Publicar un comentario