7.19.2008

LA COCINA DE DARIO


La foto la tomó mi amiga Aloisia Moro que estuvo de paso por Lima y me acompañó a recorrer varios huariques, algunos espectaculares,como este.

Si quieren conocer la excelencia en el manejo del producto marino tienen que ir al local de Darío Matsufuji, maestro de los de antes, de aquellos que construyeron el camino por el que luego transitaron las jóvenes generaciones. Darío se formó en el Matsuei, con Nobu, Toshiro y su hermano César Matsufuji. Su historia tiene ribetes de conmovedor heroísmo. En ese entonces ellos mismos hacían de todo para abastecerse: salían de madrugada a pescar, iban al Mercado Central a elegir las verduras, cosechaban su propio arroz y en el colmo del asombro, sembraron semillas de soya en el Huallaga para preparar aceite ya que el mercado solamente producía el ‘compuesto’ poco apto para la sutileza de una cocina fusión peruano-japonesa que empezaba a gestarse.
Luego de varios años frente al “Barlovento”, primer restaurante que ofreció cebiche al instante, don Darío abrió un local un Miraflores, desangelado en decoración y excelso en sabor. Es un sitio de culto, frecuentado por intelectuales, hueleguisos refinados y gente de la Colonia. Tiene las mejores conchitas a la parmesana de Lima: crocantes por fuera, jugosas por dentro y servidas sobre una cama de sal flambeada. El tiradito ‘acarpacciado’, sazonado con aceite, limón y alcaparras y cortado en láminas traslúcidas es tan sencillo como perfecto. El calamar relleno de mariscos hace gala de equilibrio en los tiempos de cocción; el pulpito a la parrilla tiene un toque de shoyu dulzón muy agradable y la chita al ajo servida con guarnición de arroz con mariscos y yucas es de una sabrosura incomparable. Si bien los restaurantes japoneses no son dados al postre, aquí tienen unos cuantos muy frescos y delicados en los que vale la pena detenerse: mousse de chirimoya, semiffredo de chocolate, helado de maracuyá y batido de lúcuma con miel y un punto de café. El lado flaco está en la limitada oferta de bebidas, tanto de vinos como de piscos y aperitivos.

FICHA TÉCNICA
Restaurante: La cocina de Darío
Dirección: Petit Thouars 5390, Miraflores. Teléfono: 2426818
Horario de atención: Martes a domingo de 12.30 a 4 pm. Lunes cierra.
Capacidad: 70 personas
Precio promedio por plato: S/. 30 soles
Todas las tarjetas de crédito.

4 comentarios:

Martin dijo...

Exelente restaurant, vale la pena visitarlo.

Adela dijo...

Sin dudar, el mejor restaurante de Lima! Las conchitas a la parmesana son de moriiirse.
Un aplauso merecido!

MEC dijo...

Tienes razón, Adela, la cocina de Darío no tiene quiebres. Y sus conchitas a la parmesama son sublimes. A mi también me encantan porque son jugosas, grandes, sabrosas y no están invadidas por el sabor del queso.

Favio Amayo dijo...

En pocos lugares he probado unos caracoles a la piedra tan buenos!!
Comentaré de ello en cronicasdelpaladar.blogspot.com