3.09.2016

AJÍ 555

Le dicen Chani porque su nombre original, Chanidapa Wongboonsri, no es fácil de recordar ni de pronunciar. Ella es tailandesa y como en casi todas las historias de la vida se quedó en Lima por amor. Ella y Antonio Paredes se conocieron en un avión, se reencontraron en Tailandia y se establecieron en el Perú. 


Hace poco más de un año abrieron Ají 555 Real Thai Cuisine (en tailandés el 5 se pronuncia “ja”, entonces es Ají jajaja). Lo hicieron en un segundo piso, cerca del Terminal Pesquero, un local pequeño, pulcro y acogedor con ocho mesas que atiende a puerta cerrada. De una esquinita tapiada con piedras sale una pequeña cascada cuyo runrún trasmite serenidad. Quien atiende el comedor es Antonio, conoce su oficio, explica, sugiere, traduce y lo hace con diligencia y amabilidad. 

La carta, escrita en español e inglés, es relativamente breve, treinta platos que se ofrecen con opciones de picante y de carnes: mariscos, chancho, res. La preparación combina picor, acidez, dulzura, salazón y acritud amalgamados con equilibrio y sin riesgos. Los platos son fragantes y especiados, llevan leche de coco, hierba luisa, kafir (hojas de lima), pasta de curry rojo o verde, sacha culantro, maní, galanga (pariente del kion), semillas de comino y salsas de soya, de pescado y de ostión (ellos mismos han sacado una línea de salsas llamada Sukay que las venden en el restaurante).

Ensalada Som Tam

El refresco nos introduce de un solo sorbo en la dimensión thai: una limonada con hierbabuena y un maracuyá con hierba luisa. Antonio nos recomendó empezar con la Som Tam hecha una entrada fresca hecha con langostinos, papaya verde, ají, frejolito chino, tomate y hojas de lechuga. Es una ensalada compleja, deliciosa, típica del nordeste de Tailanda de donde viene Chani. Es tan famosa que hasta tiene una canción que los niños tailandeses repiten en la escuela como un mantra.

Pad Thai con carne de res

Los arroces y los fideos son la oferta fuerte del local y todos los parroquianos los piden (comensales que llegan desde diferentes distritos: embajadores orientales, funcionarios achinaditos, curiosos de buen diente). El pad thai es quizás el plato más popular e internacionalizado, lleva fideos de arroz, salsa de tamarindo, mariscos o carne y brotes de soya. Al costado del plato ponen un montoncito de azúcar, otro de maní picado y un tercero de ají en polvo. La mayoría de platos contemplan una opción vegetariana.
Chani, la reina de una cocina real

El arroz con curry verde Kao Pad Pong Kan o el de curry rojo Kao Pad Tom Yam son fritos y llevan pasas, canela china, algo de coco, huevo, especias y el infaltable ají en la gradación que uno solicite. Los picores van en proporción creciente del uno al cinco, pero si pide 0.5 será más que justo y necesario.

El barrio puede intimidar, es una zona populosa y caótica con mayoría del sector D/E, pero los anfitriones han tomado las previsiones necesarias para evitar soponcios. La afluencia y heterogeneidad del público que los visita lo confirma.

Ají 555 Real Thai Cuisine. Jirón Santa Cruz 870, Villa María del Triunfo. Indispensable reservar al 6771571. Cierra los lunes. Atiende de 1 a 3 pm y de 8 a 10 pm. Aceptan tarjetas de crédito. Precio promedio por plato S/. 25 soles.




Publicar un comentario