7.31.2013

VINOS CON ESTRELLAS




Son dos los eventos vineros que se realizan anualmente en nuestro país: el Expovino que convoca a decenas de miles de curiosos más que entendidos, y el Alta Gama Winefest Almendariz que va dirigido a iniciados y conocedores y se orienta más bien a definir tendencias entre los consumidores Premium, segmento que creció en 30% el año pasado.

Durante dos días (viernes 12 y sábado 13 de julio) los aficionados accedieron al evento organizado por cuarto año consecutivo por Anita Almendariz y Antonio Castro en el Pabellón Virreinal del Hotel Country Club de San Isidro, asistieron a charlas magistrales y catas dirigidas por enólogos y dueños de bodegas y tuvieron un servicio de copeo con productos icónicos de las bodegas participantes que se venderán a precio de costo.

La mecánica del evento, probada en eventos pasados, funciona así: el visitante compra su entrada pagando S/. 150 soles y recibe una copa de cristal Schott Zwiesel (que obviamente se lleva a casa) y 18 tickets que irá canjeando de acuerdo a un escala establecida (1 ticket para vinos que oscilan entre 50-99 soles; dos tickets para los que están entre 100-149 soles y tres para los que cuestan entre 150-200 soles). Es decir, se podrá probar entre cinco y dieciocho copas, según el valor de la botella.

Alrededor de 800 etiquetas estuvieron a disposición.  Participaron 32 bodegas argentinas (de hecho la presencia más numerosa), 20 de Chile, 2 de Estados Unidos, 22 de España, 10 de Francia, 6 de Italia, 1 de Sudáfrica y 3 del Perú.

Hubo lanzamientos de etiquetas que llegan por primera vez al mercado. La bodega Montes trajo Montes Twins y Outer Limits; Catena puso El Gran Enemigo de Alejandro Vigil; Doña Paula su línea Parcel; Kaiken reingresó al mercado con un portafolio completo y Laurent-Perrier vendió el champagne que lleva su nombre.
Personalmente me encontré con varias sorpresas muy agradables. El pinotage de Durbanville Hills, emblemático vino de Sudáfrica de una elegancia y profundidad notables, el Cédula Real Gran Reserva 2004 de Carmelo Rodero/Eguren Ugarte, el carnoso Pago de Carraovejas de Ribera del Duero, los de Bodega Emilio Moro y el siempre querido y disfrutado Henry de Lagarde.

Las conferencias que van desde lo académico e histórico hasta lo experimental fueron dictadas por especialistas como Pepe Galante quien disertó sobre “El encanto de los vinos de altura”, Joan Juve, dueño de la bodega Juve y Camps, habló de la cava, Thibaut Delamonte, enólogo de Colomé, explicó el misterio del torrontés de Salta y Rafael Urrejola (mejor enólogo de Chile en el 2009) expuso la Línea TH. 





Publicar un comentario