4.26.2007

MI CAUSA


Este restaurante es el resultado de una serie de “señales”. En primer lugar, la repentina -“como bajada del cielo”- idea de Oscar Bustamante de concebir un local monotemático otorgándole el papel protagónico a la peruanísima causa. Luego, la posibilidad de abrirlo en la avenida más restaurantera de Miraflores: La Mar. Y finalmente, el hallazgo de la receta de doña Laura Ramos de Bustamante, abuela del anfitrión.
La causa que doña Laura preparaba era sin aceite como se hacía antiguamente y esa es la que ofrece este simpático sitio, sobrio en la decoración pero con una carta suculenta y hasta barroca. Lo novedoso aquí es la variedad de causas que se han tramado. La carta tiene más de cuarenta: con mariscos, sin mariscos, vegetarianas, etc.
La estrella, es la de lomo saltado. Si bien no es muy linda a la vista está muy bien lograda. Otra muy solicitada es la clásica de pollo, le sigue la mixta de centolla con langostinos y el cuarto lugar es para la oriental con mero que de verdad es estupenda: el pescado va apanado con especias asiáticas en salsa de teriyaki.
Pero hay que probar también, cuando no hay veda, la de cauche de camarones. El cauche es un plato arequipeño en el que una sabrosa salsa de ají, queso fresco, leche y camarones toman por asalto una papa sancochada, en este caso, una causa. La receta de este plato es de la nana, naturalmente arequipeña, de Oscar, “la Gregoria”, quien le suele prestar muchos de sus secretos. Los camarones tienen un lugar especial en este restaurante.
Para los más audaces hay causa de yuca, de frejoles y de pallares. Y otras alternativas como ceviches, tiraditos y unos acertados risottos. La chicha morada está buenísima y la carta de vinos es variada. Los platos son contundentes. Hay que ir sin tomar desayuno.
El Anfitrión
Oscar Bustamante es un cálido arequipeño aficionado a la cocina y pletórico de buenas ideas. Toda las noches, cual alquimista, imagina combinaciones de productos que luego sus cocineros perfeccionan hasta dar con el clavo o mejor dicho con la causa soñada. Mi Causa está justo al frente de La Mar, el restaurante de pescados y mariscos de Gastón Acurio, lo que ha significado para él una verdadera suerte. Le está yendo tan bien que ya piensa en una sucursal en La Molina.
–Causas y más causas, ¿cuál es el límite?
Aquí, en este local, el espacio. La cocina es chica de lo contrario estaría haciendo muchos platos más. Pero se ha presentado una posibilidad de ampliarla y en eso estamos.
–¿Te agrada este oficio?
Me encanta, es creativo, activo, es lo máximo.
–La papa es el producto estrella, ¿qué tipos de papa utilizas?
La amarilla va a la cabeza pero uso de todo tipo. Ahora estoy experimentando con las nativas y la verdad es que prometen.
–De lo platos que no llevan papa, ¿con cuál te quedas?
Con el risotto de cuatro tipos de ají con un medallón de atún. Delicioso.


El dato
¿Cómo nace la Causa Limeña?
“Todo sucedió en los tiempos de la guerra con Chile. Se cocinó la papa, se prensó, se aderezó con ají, limón y aceite. La masa de papa pudo ser rellenada con ingredientes diversos. Las vianderas limeñas lo ofrecían ´Por la Causa´ …”Del blog peruano Baluart.net.
Ficha técnica:
Restaurante: Mi Causa
Dirección: La Mar 814, Miraflores /Teléfono 222–6258
Horario de atención: todos los días de 12.15 a.m. a 5 p.m.
Precio promedio por plato: S/. 20/28
Descorche: No se cobra
Cubierto: No se cobra
Publicar un comentario