6.03.2013

LA NACIONAL

Abrió un nuevo restaurante de cocina moderna, confortable y refrescante bajo la batuta de Miguel Hérnandez, cocinero bien entrenado en el estilo y sazón de Marisa Guiulfo, como que ha trabajado con la familia en casi todos sus emprendimientos culinarios.

La Nacional lleva un subtítulo que dice Deli Peruano, 1821. La decoración combina páginas de los diarios que se publicaron a mediados del siglo XIX con el dibujo de un juguetón monociclo, convertido en el isotipo del restaurante.
Al momento maneja dos cartas, una con una suerte de menú intercambiable donde el comensal puede elegir un par de platos a un precio fijo, y otro que es más bien la opción tradicional que va de entradas a postres pasando por platos de fondo con precios variables.
Los platos tienen sabores limpios y marcados: el pastel de choclo con hongos de Porcón y queso cajamarquino es la estrella del local en cuanto a entradas, y de platos de fondo los comensales se inclinan por los ñoquis de camote con pecanas y salsa ligera de un intenso queso serrano. Me gustó la clásica burrata, es decir un tomate de huerto con unas cuantas hojas de albahaca coronadas con una generosa rebanada de mozzarella líquida que al hincarle el tenedor estalla como lava de un volcán.

Otros clásicos de la carta son el lomo saltado, el pollito al horno con aceite de trufa, la chita a la sal con puré de poro, el cochinillo confitado y pastas variadas. A la hora del postre elija el “perucho toast”, una tostadita de chancay a la francesa con salsa de algarrobina o una tartita tibia (como un volcán) con relleno de suspiro de limeña. Nada de complicaciones.

La vajilla juega a tono con ese aire casual y travieso donde las estrellas son unas ollitas enanas línea Le Creuset en las que se sirven las guarniciones. La presencia en sala de Mari Heeren, esposa de Miguel, refuerza la sensación de familiaridad que impregna el local.
Al corto plazo pondrán un brunch y ampliarán los anaqueles para la venta de aceites de oliva, pastas importadas y delicatesen. Si es friolento lleve abrigo porque el aire acondicionado es bajo.

Avenida La Mar 1254, Miraflores. Tel: 4412030. Capacidad: 50 personas. Horario de atención: martes a sábado almuerzo y cena; domingos solo almuerzo; lunes cierra.


Publicar un comentario