9.14.2013

EL FESTIVAL DE TIRADENTES


Charm Country. Foto de Eduardo Girao
Si lo busca en el mapa es posible que no lo encuentre. Este pueblito encantador con poco más siete mil habitantes, ubicado en la región de Minas Gerais y distante a tres horas en carro desde Belo Horizonte, es capaz de recibir treinta mil personas en un solo fin de semana. Tiradentes vive del turismo y está organizado de tal manera que no faltan los festivales a lo largo del año: música, teatro, cine, fotografía. Todas las artes se congregan y los turistas conviven con los pobladores organizados para recibir una avalancha de visitantes de dentro y de fuera del Brasil.

Según el calendario, agosto está dedicado a la gastronomía. Allí se realiza desde hace 16 años el Festival Gastronómico Tiradentes que reúne a cocineros, periodistas, curiosos y artistas de diferentes partes del mundo. El tema de este año es “Sabores do Brasil”.

Es un pueblito de postal, con callecitas empedradas (y empinadas), casas coloniales pintadas de colores vibrantes y una vocación por la artesanía casera (flores tejidas, animalitos de lata) que enternece.
José Wilker
Guiada por Ana y Camila de la productora Síbaris que se convirtieron en mis ángeles guardianes, nuestra primera parada fue en un restaurante de carretera, Charm Country donde almorzamos un inolvidable pao de queijo com linguiça (pan de queso con salchicha) cocinada a fuego lento en una parrilla a leña, plato típico de Minas Gerais.

La primera cena fue en Villa Paolucci donde los cocineros Ariana Malouf, del restaurante Mahalo de Cuiabá y Benny Novak del Ici Bistró de Sao Paulo desarrollaron un ecléctico menú de degustación con influencia francesa. Esa noche me tocó compartir la mesa con el actor José Wilker y esposa. Amena compañía.

Camila
Ana
Plazas y calles fueron tomadas por la multitud que alternaba comida al paso con vasos de cerveza artesanal (muy en boga en Brasil) y copas de vino (pocas etiquetas de casa por su elevado precio, pero algo hay). Mientras tanto, cocineros, antropólogos y especialistas daban charlas magistrales y conferencias en uno de los ambientes de la plaza.

La Nueva cocina minera llegó con los cocineros Felipe Rameh del Tiradente, Leonardo Paixao del Glouton y Henrique Gilberto del Belo Comidaria, una propuesta fresca, aromática en base a pescados, cerdo y frutas frescas íntimamente dependiente de su tradición.

Chico Doceiro
Gracias a Ana conocí la dulcería casera de “Chico Doceiro”, un caballero ochentón tan amable y dulce como los postres que prepara. Chico trabaja solo en un pequeño ambiente que huele a canela, azúcar y limón. Allí prepara naranjas en almíbar, higos en compota, limones rellenos y pequeños panecillos envueltos en dulce de leche.
Karina y su mamá

Gracias a la antropóloga Monica Chaves Abdala conocí a Karina y su mamá que dirigen la hermosa tienda “Doce leite de Bolota”. José de Oliveira “Bolota” (gordito) era su papá y fue él quien empezó hace 35 años con el negocio del dulce. Diabético y cocinero, redujo considerablemente el azúcar a este manjar tradicional, le agregó frutas de estación (guayaba, higo, naranja, sidra) y empezó a venderlos de puerta en puerta. Cuando falleció, la posta la tomó su esposa y sus cuatro hijas. Ya no tocan ninguna puerta, ahora la gente se arremolina a la entrada y si quieren dulce tocan la campana. Cada cuatro horas producen 15 litros de manjar, y se agota.
Vicente


Otra parada muy interesante fue en el Estalagem do Sabor, un restaurante típico de Tiradentes que desde su creación, hace 26 años, está bajo las sartenes de Vicente. Hace 25 años que recibe puntualmente el diploma del público por ser el mejor restaurante de la ciudad. Su plato estrella es el Pollo con ora pro nobis (una planta de la región rica en proteínas), el pollo con quiabo (conocido también como quimbabó) y la bobora real con carne seca, queso y especias.
En la maleta me vine con un hermoso libro “Expedición Brasil gastronómico”, producto de una amplia investigación de la cadena productiva de los estados de Minas Gerais, Ceará, Amazonas, Rio de Janeiro, Pernambuco y Rio Grande do Norte, destinos visitados por un ejemplo multidisciplinario durante el año 2012 (www.gastronomiatiradentes.con.br)











Publicar un comentario