3.27.2008

LA ROSA NAUTICA


Concierto de sabores con menú de Juan Diego Florez

Este restaurante tiene una de las vistas más bonitas del mundo. Es el único en toda la costa del Pacífico que está construido dentro del mar y uno de los pocos registrados por satélite. Así consta en una estrella de cuatro puntos situada en el comedor principal que lo ubica en el planeta Tierra con las siguientes coordenadas: 77º 02’00’’W y 12º 07’0.006’’ S. Este magnífico local ideado por el visionario restaurantero Carlos Semsch y mantenido tal cual por sus actuales propietarios, la familia Puga, ofrece comida peruana de acentos marinos. Comanda las ollas el chef Eduardo Castañón, joven cocinero autodidacta, versátil e imaginativo capaz de mantener los clásicos platos de La Rosa (pródigos en salsas densas y afrancesadas) e introducir algunos propios de tratamiento ligero sin romper la armonía del conjunto. La puesta en escena que emprenden ahora y que seguirá vigente hasta el 2 de abril fue ideada con el divo operático Juan Diego Flórez quien confesó ser diestro en preparar pastasciutta y caucáu aunque se mostró titubeante a la hora de flambear langostinos frente a la prensa. El menú lírico incluye entradas: langostinos al pisco, tirapacho (a medio camino entre tiradito y carpaccio), tamales con salsa de funghi; platos de fondo: ravioles a la huancaína, ñoquis al ají de gallina y milanesa con spaguetti al pesto; y postres: tortino de merengue con salsa de maíz morado, helados caseros y profiteroles con crema de lúcuma y chirimoya. Los postres no tienen pierde, si va ‘fuera de temporada’ no deje de probar el souffle, las crepes de mandarina y el alfajor.

Ficha Técnica
Restaurante: La Rosa Náutica
Dirección: Espigón No. 4, Circuito de Playas, Miraflores. Teléfonos: 4450149, 4475450
Horario de atención: Lunes a domingo de 12 a 24 horas.
Capacidad: 250 personas
Precio promedio por plato: S/. 50-60 soles
Tarjetas de crédito: Todas
Carta de vinos: Amplia, interesante, bien seleccionada.
Servicios: Acceso para discapacitados, estacionamiento vigilado
Publicar un comentario