3.02.2006

SUSHI ITO


Artículo publicado en CARETAS 1911
del 09.02.06


El sabor del Sol Naciente

El restaurante es pequeño, apenas seis mesas, una buena barra y un privado. No hay bulla, aunque esté lleno, como para escuchar música japonesa contemporánea que va del reagge al rock. La decoración austera aun con la parafernalia oriental discretamente ubicada: un gato de cerámica, símbolo de bonanza; dos fuentes de agua sobre la barra; un ideograma con caligrafía nipona; las mesas dispuestas con vajilla oscura y palillos de bambú. Todo es pulcro y organizado. La atención diligente, esmerada, cálida. Antes de empezar, una toallita caliente para limpiarse las manos. La carta ofrece la clásica tablita sushi, que los itamae impecablemente uniformados preparan al momento y delante del comensal, como debe ser. El sashimi cortado a la perfección, los trozos iguales en tamaño y forma, los sushi con el arroz ligoso pero el grano entero. Hay un menú ejecutivo (S/.49) que incluye algunas de las 29 variedades de rolls. Unas son fusiones (plátano, kaki, fresa), otras reinterpretaciones orientales, y nueve de ellas resultado del concurso Hagasumaki que desde hace nueve años organiza el restaurante.
La comida no solo es refinada sino livianísima, no deja sensación de hartazgo o pesadez. Los platos calientes van desde las maravillosas tempuras y yakitori (brochetas de pollo), hasta el niku shogayaki (lomo de res) o el tankatsu (bife de cerdo), todos de sabor sutil y agradable. Para los ortodoxos se ofrece sake frío en copita o tibio en botella de cerámica caliente. Aunque los postres japoneses no se caracterizan por su excelencia, Roger Arakaki ofrece creaciones interesantes como el tempura de naranja, el bavarois de lyches, y la creme brulée de arroz japonés.


El Anfitrión
Roger Arakaki, anfitrión e itamae (chef de sushi) hace seis años que está al frente del restaurante. Arquitecto de profesión, el destino lo llevó a Japón donde estuvo nueve años haciendo prácticamente de todo, sin descartar frecuentes incursiones en la cocina. Pero lo que rescata el maestro sansei (tercera generación) de su estancia en la tierra de sus ancestros es el aprendizaje de una cultura milenaria que ahora le sirve para cocinar y atender al público.
¿Qué es lo más importante de tu cocina?
Tener productos de primera calidad.
¿Qué ingrediente no te falta nunca?
El salmón.
¿Por qué la comida japonesa está de moda en el mundo?
Porque hay una tendencia creciente por tener una vida saludable.
¿Lo crudo es lo más importante?
Es importante, pero no excluyente. La mitad de nuestra carta es de platos calientes.

La caserita
Adriana Carulla, nutricionista y dietista, con una maestría en nutrición deportiva, asegura que “el sashimi es buenísimo nutricionalmente hablando, porque el pescado tiene una extraordinaria cantidad de ácido graso omega 3 indispensable para aumentar el HDL (colesterol bueno) y disminuir el LD (colesterol malo). Me encantan los rolls de anguila y la ensalada de fideos crocantes con langostinos. Es una comida liviana, no light, los rolls empanizados son divinos pero engordan y los insumos empleados (palta, azúcar, queso crema) tienen alto porcentaje calórico. Si se consume en cantidades adecuadas no hay problema porque son productos naturales y buenos para el organismo.”

Ficha técnica
Restaurante bar: Sushi Ito
Dirección: Centro Comercial El Polo, Monterrico
Reservas y delivery: 4355817
Página web: www.sushi-ito.com
Horario de atención: de lunes a sábados de 12 a 12
Tarjetas de crédito: Todas
Precio promedio: entre 40-60 soles
Descorche: No se permite, es bar
Tipo de comida: japonesa
Zona de fumadores: No
Publicar un comentario