3.23.2006

TABLA



La sencillez del disfrute

Artículo publicado en CARETAS 1917
el 23.03.06

En una esquina al frente de la Huaca Pucllana está Tabla, flamante local recientemente inaugurado. La vista es espectacular pero el municipio debería mejorar la iluminación en ese sector. El diseño de los diferentes ambientes crea climas cálidos y acogedores. La particularidad es la tienda-cava donde los parroquianos no solo pueden comprar una botella de vino a precio de tienda, sino que pueden disfrutarlo ahí mismo, entre corchos, anaqueles y música que combina el bossa con chillout, rock alternativo y un poco de salsa.
La Carta es breve, sencilla, elegante y ofrece un poco de todo: sandwiches, entradas mediterráneas, ensaladas, pastas, platos de fondo, postres y, por supuesto, aperitivos y pousse café. Para empezar, pruebe la especialidad de la casa: los cava fizz, frescos y frutados aperitivos acordes con el buen clima de otoño. Si va en plan de tapas sugiero el tzatsiki, crema de yogur griego sazonado con pepinos, ajos y aromáticas ramitas de dill, o el clásico hummus, ambos servidos con pan pita. Los rollitos de berenjena rellenos de carne y salsa de tomate o las verduras grilladas son opciones interesantes por la frescura de los ingredientes y la calidad de los aliños. Las pastas se acompañan con las salsas de siempre, aunque los bucattini que probé tenían el picor un tanto acentuado. Como plato de fondo hay un buen steak de pescado al miso con pepinos y ajonjolí, un sofisticado magret de pato al sauco y un agradable pollo con especies chinas. En postres lo mejor es el tiramisú y el encanelado de chirimoya. Aunque le falta afinar un poco su carta, Tabla se convertirá en el point en menos de lo que canta un gallo. Tiene buenas razones para ello.

La Anfitriona
Lisette Safarty abrió este local por el puro placer de comer y compartir una copa de buen vino. Economista de profesión, trabajó en el rubro poco tiempo ya que los fogones la llamaron y se fue a estudiar a París. Antes de esta aventura culinaria, dictó cursos en la Universidad San Ignacio de Loyola y dio clases de cocina en su casa. “Tabla” es la concreción de un sueño largamente acariciado.
Tu carta es bien heterodoxa. ¿Por qué?
Porque quiero reflejar los sabores que he sentido a lo largo de mi vida. Mi mamá es griega, mis abuelos turcos, mi papá arequipeño. Tengo mezcla de sangres e influencias.
El local es muy bonito, ¿quién lo diseñó?
Dos arquitectas bien tromes: Kathy Grimberg y Ondine Schwartzman.
¿La cercanía a la huaca obedece a un espíritu místico?
No exactamente, aunque creo en la energía, en la conexión entre las personas, en algo que no vemos pero que existe.
¿Cuál es tu hobby, además de cocinar?
Viajar, moverme, conocer gente, países, costumbres, culturas diferentes.
¿Cuál es el sitio más exótico en el que has estado?
Tailandia, o quizás Angkor Wat una ciudad-monasterio en Camboya realmente alucinante.

La caserita
Patricia Lizárraga trabaja en un banco de inversión en Nueva York pero conoce este proyecto desde su gestación. Vino a la inauguración del local, hace solo tres semanas, y no ha faltado un solo día desde entonces. “Me encanta el sitio, es buena onda, tiene varios ambientes para elegir depende con quién estés y qué te provoque hacer en el momento. Puedes escoger comida-comida o tomar un buen trago con algún piqueo. Las cava fizz son festivas, deliciosas y no formalonas como el champán. Pero lo que más me gusta es que la carta incorpora platos de varios países sin mezclarlos, sin “fusión”, manteniendo así el sabor típico del lugar”.

Ficha técnica
Restaurante: Tabla
Dirección: Elías Aguirre 698, Miraflores
Teléfono: 2433088
E-mail: lisette@terra.com
Horario de atención: de lunes a sábado de 13.00 a 24.00 horas
Tarjetas de crédito: Todas
Precio por plato: 25 soles
Menú para niños: S/. 16 soles
Zona de fumadores: Sí
Carta de vinos: muy buena
Publicar un comentario